lunes, 20 de febrero de 2017

Gracias por tu compañía


Cada día es un milagro, es una serie de sucesos y eventos de los cuales no siempre tenemos conciencia o poder para determinar los desenlaces de ellos.
La maravilla de vivir en el presente es asumir que mucho de la realidad y de lo que nos da la energía para vivir, es intangible y/o es efímero. Mucho de lo que nos sostiene nada tiene que ver con los títulos o certificaciones; tiene que ver con el Ser interno, que algunos denominamos espíritu o Newen!!!
Puede que viva un accidente y lo primero que se le ocurra es elevar una plegaria. Ahí no importaba el cargo, el diploma, la frágil belleza física. Importaba la conciencia de que existe algo que está fuera de nuestro control, la vida!!!
Puedes tener un trabajo para el que crees no tener la energía, la fuerza, la experticia para realizarlo. Nadie de tu alrededor  te ayuda. Llega  un momento en que palpas la soledad, aspiras desierto o destierro en medio de millones de personas que ocupan espacio físico, más nadie pisa el umbral de tu afectividad, pues pasó el tiempo de darse dicen muchos. Un recurrir a los ancestros que llevamos dentro, una oración o simplemente llenarse de amor y bondad uno mismo es lo que finalmente nos lleva a concretar la difícil tarea o momento a vivir.
El amor es la mejor y mayor energía de vida. Cuando se ama no existe la soledad, pues cada día el sentimiento envuelve y envuelve a los otros que se ama. Como el amor no muere, también nos envuelve a nosotros el amor de esos otros que nos amaron y que viven en nuestro buen recuerdo.
Siempre nos acompaña la energía adimensional y atemporal del amor.
¿Cómo explicamos que funcionen las cadenas de oración?
Son cúmulos de energía de amor que trascienden espacios.
¿Cómo explicamos la imposición de manos?
Muchas cosas no tienen más explicación que el amor.
El amor en todas sus formas es la mejor compañía y la mejor y más grande energía de vida.
Gracias por tu compañía!!!!
Lucia/copyright©
Cargando